Cuadros comparativos entre tornado y huracán

Los huracanes y los tornados

Los tornados y los huracanes parecen ser similares en su estructura general. Ambos se caracterizan por vientos horizontales extremadamente fuertes girando alrededor del centro, fuerte movimiento hacia arriba que domina la circulación con un movimiento hacia abajo en el centro.

Las similitudes:

Los huracanes siempre giran en sentido contrario a las agujas del reloj en el hemisferio norte (en el sentido de las agujas del reloj en el sur), la dirección de su rotación está determinada por la rotación de la Tierra. Esto es casi siempre cierto para los tornados también, aunque en raras ocasiones ocurren tornados “anticiclónicos” girando en la dirección opuesta (la circulación tornadica está determinada por los vientos locales). Aquí es donde terminan las similitudes.

Diferencias entre tornados y huracanes: 

La diferencia más obvia entre los tornados y los huracanes es que tienen escalas drásticamente diferentes. Se forman bajo diferentes circunstancias y tienen diferentes impactos en el medio ambiente.

Los tornados son “circulaciones a pequeña escala”, las dimensiones horizontales más grandes observadas en los casos más severos son del orden de 1 a 1.5 millas. A menudo se forman en asociación con tormentas eléctricas severas que se desarrollan en el ambiente de fuerte viento de las llanuras centrales durante la primavera y principios del verano. Sin embargo, los tornados pueden formarse en muchas circunstancias y lugares diferentes en todo el mundo.

Los desembarcos de huracanes suelen ir acompañados de múltiples tornados. Si bien los tornados pueden causar mucho estrago en el suelo (las velocidades del viento  se han estimado en 100 a más de 300 mph), tienen vidas muy cortas (en el orden de minutos), y viajan distancias cortas. Tienen muy poco impacto en la evolución de la tormenta circundante, y básicamente no afectan el ambiente a gran escala en absoluto.

Los huracanes, sin embargo, son circulaciones a gran escala con dimensiones horizontales de 60 a más de 1000 millas de diámetro. Se forman en latitudes bajas, generalmente entre 5 y 20 grados, pero nunca justo en el ecuador. Siempre se forman sobre las cálidas aguas de los océanos tropicales (las temperaturas de la superficie del mar deben estar por encima de los 26,5 ° C, o alrededor de 76 ° F), donde extraen su energía. Viajan miles de kilómetros, persisten durante varios días y, durante su vida, transportan cantidades significativas de calor de la superficie a las altas altitudes de la atmósfera tropical.

Cuadros comparativos con todas las diferencias entre huracanes y tornados :

 

 

 

 

 

 

 

 


Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *