Saltar al contenido

Meta y objetivo

Aunque los términos “metas” y “objetivos” se refieren a los resultados deseados que una persona o empresa desea lograr, existe una diferencia significativa entre ellos. Establecer y utilizar objetivos claros y metas definidas son estrategias que puedes utilizar para aumentar el éxito de tu empresa o avanzar en tu carrera. En esta oportunidad te queremos regalar información sobre estos dos conceptos para que puedas conocer que significado tiene cada uno de ellos y cual es la diferencia entre ellos. Así que te aconsejamos que siga disfrutando de este blog y de toda la información que te regalamos aquí.

¿Qué es una Meta?

Una meta es una declaración breve de un resultado deseado que se debe lograr durante un período de tiempo prolongado, generalmente de tres a cinco años. Es una declaración amplia que se centra en los resultados deseados y no describe los métodos utilizados para obtener el resultado esperado.

¿Qué es un objetivo?

Los objetivos son metas concretas y viables que deben alcanzarse en un período de tiempo menor, como un año o menos, para alcanzar una determinada meta. Los objetivos describen las acciones o actividades involucradas en el logro de una meta. Por ejemplo, para lograr el objetivo de aumentar los ingresos, una empresa puede tener un objetivo como “Agregar tres nuevos productos para fines de octubre de este año”.

Diferencias entre Meta y objetivo

Las metas son los resultados que pretende lograr, mientras que los objetivos son las acciones específicas y los pasos medibles que debe tomar para lograr una meta. Las metas y los objetivos funcionan en conjunto para lograr el éxito. Si creas metas sin objetivos claros, corres el riesgo de no lograr tus metas.

Las siguientes son algunas de las principales diferencias entre metas y objetivos:

Alineación y orden: se establecen metas para lograr la misión de una organización o individuo, mientras que se establecen objetivos para el cumplimiento de metas. Por tanto, las metas son más altas en orden que los objetivos.

Alcance: los objetivos son intenciones generales y, a menudo, no se pueden medir en unidades cuantificables. Los objetivos son más estrechos que las metas y se describen en términos de tareas específicas.

Especificidad: las metas son declaraciones generales de lo que se debe lograr. No especifican las tareas que deben realizarse para lograrlas. Los objetivos, por otro lado, son acciones específicas que uno toma dentro de un cierto período de tiempo.

Tangibilidad: las metas pueden ser intangibles y no medibles, pero los objetivos se definen en términos de metas tangibles. Por ejemplo, el objetivo de “brindar un excelente servicio al cliente” es intangible, pero el objetivo de “reducir el tiempo de espera del cliente a un minuto” es tangible y ayuda a lograr el objetivo principal.

Marco de tiempo: los objetivos se establecen para alcanzarse durante un período prolongado, mientras que los objetivos están pensados ​​para un período de tiempo más corto. Por lo general, una meta se divide en varios objetivos distribuidos en varios períodos de tiempo.

Lenguaje: el lenguaje utilizado para describir las metas se centra más en el pensamiento conceptual, mientras que el utilizado en los objetivos está más en el lado creativo.

Espero que te haya gustado toda la información que te regalamos aquí…