Saltar al contenido

Organismos autótrofos y heterótrofos

Los autótrofos son organismos que pueden producir su propio alimento a partir de las sustancias disponibles en su entorno utilizando luz (fotosíntesis) o energía química (quimiosíntesis). Los heterótrofos no pueden sintetizar su propio alimento y dependen de otros organismos, tanto plantas como animales, para su nutrición. Hoy en este blog queremos contarte información sobre los organismos autótrofos y los organismos heterótrofos para que puedas saber que son cada uno de ellos y en que se diferencian. Así que te aconsejamos que sigas leyendo este blog y sigas disfrutando de toda la información que te regalamos en este blog tan genial.

¿Qué son los organismos autótrofos?

Los autótrofos son organismos capaces de producir su propio alimento. Para la mayoría, esto se logra mediante el uso de energía luminosa, agua y dióxido de carbono. En lugar de usar energía del sol, algunos usarán energía química para hacer su propia comida. Todos los autótrofos utilizan material no vivo (fuentes inorgánicas) para hacer su propia comida. Debido a su capacidad para producir sus propios alimentos, los autótrofos también se conocen comúnmente como productores primarios y, por lo tanto, ocupan la base de la cadena alimentaria. Varían ampliamente desde los que se encuentran en la tierra (suelo) hasta los que viven en ambientes acuáticos.

Algunos ejemplos incluyen:

  • Algas
  • Cianobacterias
  • Planta de maíz
  • Césped
  • Trigo
  • Algas marinas
  • Fitoplancton

Los autótrofos producen su propia energía mediante uno de los dos métodos siguientes:

Fotosíntesis: los fotoautótrofos utilizan la energía del sol para convertir el agua del suelo y el dióxido de carbono del aire en glucosa. La glucosa proporciona energía a las plantas y se usa para producir celulosa que se usa para construir paredes celulares. Ejemplo: plantas, algas, fitoplancton y algunas bacterias.

Quimiosíntesis: los quimioautótrofos utilizan la energía de las reacciones químicas para producir alimentos. Las reacciones químicas suelen ser entre sulfuro de hidrógeno / metano con oxígeno. El dióxido de carbono es la principal fuente de carbono para los quimioautótrofos. Ejemplo: bacterias que se encuentran dentro del volcán activo, respiraderos hidrotermales en el fondo del mar, manantiales de agua caliente. 

¿Qué son los organismos heterótrofos?

Un heterótrofo es un organismo que se alimenta de otras plantas o animales para obtener energía y nutrientes. El término proviene de las palabras griegas hetero para “otro” y trophe para “alimento”. Los heterótrofos se conocen como consumidores porque consumen a productores u otros consumidores. Los perros, las aves, los peces y los humanos son todos ejemplos de heterótrofos. Los heterótrofos ocupan el segundo y tercer nivel de una cadena alimentaria, una secuencia de organismos que proporcionan energía y nutrientes a otros organismos.

Los heterótrofos sobreviven alimentándose de materia orgánica producida o disponible en otros organismos. Hay dos tipos de heterótrofos:

Fotoheterótrofo: estos heterótrofos utilizan la luz para obtener energía, pero no pueden utilizar el dióxido de carbono como fuente de carbono. Obtienen su carbono de compuestos como carbohidratos, ácidos grasos y alcohol. Ejemplo: bacterias púrpuras sin azufre, bacterias verdes sin azufre y heliobacterias.

Quimioheterótrofos: heterótrofos que obtienen su energía mediante la oxidación de compuestos orgánicos preformados, es decir, al comer otros organismos vivos o muertos. Ejemplo: animales, hongos, bacterias y casi todos los patógenos. 

Diferencias entre organismos autótrofos y heterótrofos

Un organismo autótrofo es aquel que es capaz de formar sustancias orgánicas nutricionales a partir de sustancias inorgánicas simples como el dióxido de carbono. Los heterótrofos no pueden producir compuestos orgánicos a partir de fuentes inorgánicas y, por lo tanto, dependen del consumo de otros organismos de la cadena alimentaria. Técnicamente, la definición es que los autótrofos obtienen carbono de fuentes inorgánicas como el dióxido de carbono (CO2), mientras que los heterótrofos obtienen su carbono reducido de otros organismos. Los autótrofos suelen ser plantas; también se les llama “auto-alimentadores” o “productores primarios”.

Una diferencia importante entre los autótrofos y los heterótrofos es que los primeros pueden producir su propio alimento mediante la fotosíntesis, mientras que los segundos no pueden. La fotosíntesis es un proceso que implica la producción de glucosa (un azúcar) y oxígeno a partir del agua y el dióxido de carbono utilizando energía de la luz solar. Los autótrofos pueden fabricar energía del sol, pero los heterótrofos deben depender de otros organismos para obtener energía. Otra diferencia importante entre los autótrofos y los heterótrofos es que los autótrofos tienen un pigmento importante llamado clorofila, que les permite capturar la energía de la luz solar durante la fotosíntesis, mientras que los heterótrofos no. Sin este pigmento, la fotosíntesis no podría ocurrir.

Cuadros comparativos, imagenes y cuadros sinópticos sobre organismos autótrofos y heterótrofos

En esta oportunidad te queremos mostrar imagenes, cuadros comparativos y cuadros sinópticos con información sobre los organismos autótrofos y los organismos heterógrafos para que puedas complementar toda la información que te dimos anteriormente. Así que disfruta de estos cuadros y aprende un poco mas sobre los organismos.

 

 

 

 

 

 

 

Espero que te haya gustado toda la información que te regalamos anteriormente…