Saltar al contenido

Tipos de investigación: definición, características y ejemplos

Existen diferentes tipos de investigación, porque también se pueden desarrollar diversas clasificación. A continuación, como en ningún otro lugar, presentamos tiros de investigación: definición y ejemplos.

Tipos de investigación

Toda investigación de tinte científico es realista, porque asume que por fuera del hombre hay un mundo con ciertas propiedades que puede ser descubierto. Y si bien en los distintos tipos de investigación hay creatividad y hasta imaginación, la misma se debe desarrollar sobre bases sistemáticas y métodos de investigación rigorosos para aceptar o negar hipótesis.

En ese realismo filosófico de toda investigación científica se intenta descubrir cómo funciona el mundo y se cree que tal conocimiento es un bien para la humanidad, directamente o indirectamente. Aquí hay una mixtura correcta entre deducciones y experimentación.

Investigación por objetivo

Investigación aplicada

La investigación aplicada se refiere a esa rama de la cientificidad que busca resolver problemas prácticos. Su objetivo es, por tanto, encontrar conocimientos que se puedan aplicar a los problemas para resolverlos.

Aquí se buscan soluciones a enfermedades y se desarrollan tecnologías innovadoras con fines pragmáticos. No hay una mera búsqueda de conocimiento por el hecho de conocer, por tal motivo el científico aquí quizás es más que nada un técnico.

Ejemplos de la misma es el desarrollo de una escala que refiera a la satisfacción sexual de los hombres o las mujeres, alguna sustancia que mejore el rendimiento de las tierras o cómo deben ser los paneles solares para que conserven mayor cantidad de energía.

Investigación pura

También es conocida con el nombre de investigación básica. Está más que nada estimulada por la curiosidad y el desarrollo de conocimiento por sí mismo. Naturalmente, las divisiones a veces suelen ser un tanto artificiales, porque los descubrimientos de este campo se aplican, pero aquí el científico no es tanto un técnico.

Por lo tanto, la investigación pura obtiene conocimientos, independientemente de su aplicación. No hay una técnica que promueva un invento y se deja de lado el imperativo comercial del descubrimiento tangible.

Preguntas de esta naturaleza pueden ser el comienzo del universo, por qué hay vida en este planeta, cuál es el código genético de una mosca de fruta, entre otros.

Según datos empleados

Investigación cualitativa

La investigación cualitativa, que refiere a otro criterio para clasificar, trata con fenómenos que son difíciles o imposibles de cuantificar matemáticamente. Hablamos de creencias, significados, atributos, símbolos, sentidos, entre otros.

Aquí los investigadores intentan recabar un entendimiento profundo del ser humano y las razones del mismo, que se exteriorizan en comportamientos.

Buenos ejemplos es una investigación sobre determinada franja etaria de mujeres que sufren violencia de género o cómo era ser cristiano en la Italia del siglo XIII o si el infierno fue un concepto creado en determinada época.

Investigación cuantitativa

Las investigaciones cuantitativas se refieren a las investigaciones sistemáticas y empíricas de cualquier fenómeno vía estadísticas, matemáticas y con ayuda de la computación. Aquí se emplean modelos matemáticos, expresiones de elevado vuelo formal para comprobar por ejemplo determinada hipótesis.

Se utilizan como métodos científicos la generación de modelos, teorías e hipótesis, métodos de medición e instrumentos, manipulación de variables y control experimental, resultados y colección de data empírica.

Por ejemplo, analizar el conflicto de las familias con hijos problemáticos, la delincuencia y las drogas en la juventud o los procesos de refracción y reflexión en rayos lumínicos bajo determinadas circunstancias. Todos refieren a hechos cuantitativos, por más que lo primero refiera al campo de la sociología (que puede ser amiga de la estadística) y el último a hechos de la naturaleza.

Según el conocimiento del objeto de estudio

 

Investigación explicativa

La investigación explicativa busca establecer causas de hechos, circunstancias o fenómenos que son objeto de estudio. Sean físicos o sociales. Se trata de justificar por qué sucede tal hecho, las condiciones en las que se manifiesta y la relación que pueda existir entre variables.

Este tipo de investigación implica exploración, descripción, correlación y asociación. Buenos ejemplos de este tipo es el problema de abandono de los adultos universitarios, los casos de depresión en la juventud o los suicidios en determinada región.

Investigación descriptiva

La investigación descriptiva abreva en el detalle, en el retrato preciso de un individuo particular, de una situación o de un grupo. También es conocida como investigación estadística.

Aquí se pueden descubrir nuevos resultados describiendo lo que existe, determinando la frecuencia con la que algo ocurre y categorizando información. Lo que importa en esta faceta de la investigación es lo que puede ser contado y estudiado.

Buenos ejemplos es la caracterización de las enfermedades más normales en determinada época del año o los rasgos de los habitantes típicos de determinado territorio.

Investigación exploratoria

La investigación exploratoria, a diferencia de las anteriores, desemboca en un problema que en verdad no ha sido definido claramente. Por lo que ayuda a determinar el mejor diseño de investigación, los mejores métodos para la recolección de datos y la selección de sujetos.

Si bien no son tan útiles sus resultados para tomar decisiones, si pueden otorgar una percepción importante de una determinada situación.

Buenos ejemplos son tópicos como la exploración y la trata de mujeres, la delincuencia y el fútbol, entre otros. En rigor algunas de estas investigaciones tienen niveles de formalidad más elevados abrevando en investigaciones serias, casos de estudio o entrevistas; pero otras son más informales, en donde se apela a una literatura tal vez no tan científica.

Según el grado de manipulación de variables

Investigación experimental

La investigación experimental es objetiva, sistemática y controlada, con el propósito de predecir y controlar los fenómenos, examinando probabilidades y causalidades entre las variables escogidas.

Un buen ejemplo de este tipo de investigación son las que realiza toda compañía espacial, por ejemplo, simulando la perforación del suelo de un planeta como marte, pero también pueden ser estudioso sobre los efectos de un nuevo medicamento o determinar los efectos que tiene la comida “chatarra” sobre la salud.

Investigación cuasi-experimental

La investigación cuasi-experimental trata de estudiar las relaciones causas-efectos, pero no bajo un estricto control de variables. Aquí puede haber manipulación de una variable para reconocer las consecuencias que puede desarrollar sobre otras dependientes.

Es muy utilizado en las ciencias sociales, ya que es muy útil para determinar tendencias generales en el comportamiento de grupos.

Pensemos como ejemplo un proyecto para analizar el comportamiento de estudiantes de un colegio, haciendo que se ubiquen de acuerdo a la amistad, el género, el orden alfabético o cualquier otra idea de agrupamiento. Otra excelente idea puede ser estudiar los efectos de la nutrición de niños a partir de dos madres o padres con estilos de vidas totalmente diferentes.

Investigación no experimental

La investigación no experimental se reduce a estudiar fenómenos tal y como se dan en su ambiente natural. Aquí no hay una manipulación deliberada de las variables para generar un efecto en otras. Es sistemática y empírica, además que el investigador no genera situación, sino que observa y describe, además de interpretar.

Como aquí no hay intromisión en las variables lo que se haría sería una descripción de situaciones ya dadas: efectos del alcoholismo en los conductores o de las madres o padres sobre la nutrición de los chicos, a partir de las realidades fácticas que ya existen. Si el investigación crea una realidad está experimentando o cuasi-experimentando.